Chupa Chups,<br>orígen y evolución del logo

Chupa Chups,
orígen y evolución del logo

logotipos

En 1950, el empresario barcelonés Enric Bernat Fontlladosa había fundado la empresa Productos Bernat especializada en la elaboración de peladillas, y en 1957 se había hecho cargo del grupo Granja de Asturias S.A. que elaboraba una gran cantidad de productos derivados de la manzana. En 1958 fué cuando creó este mítico dulce conocido internacionalmente como Chupa Chups. El naming se creó a partir del verbo en castellano “chupar” y en este artículo descubrirás cómo fué creciendo la marca hasta convertirse en un auténtico icono gráfico del siglo XX. Pero qué mejor forma de introducirnos en el universo de este famoso caramelo, que con esta entrañable cuña de radio, donde se contaban con una melodía muy pegadiza todos los valores del producto.

 

que-viene-el-logo-chupa-chups-evolution-00

1958

En 1958 creó lo que en un principio pensó en llamar Gol, ya que el caramelo se interpretaba como un balón de futbol entrando en la boca de los niños que sería la portería. Finalmente se encargó un cambio de nombre a una agencia de Barcelona y acabó por llamarse Chups (descartando las otras dos opciones Pals y Rols). Aquel novedoso primer caramelo llamado Chups ofrecía la ventaja de poder ser agarrado con un palo y evitar así que los niños se manchasen las manos al comerlo. En palabras del porpio Enric Bernat, “chupa chups es como comer caramelos con un tenedor”. Chupa Chups nació en una fábrica de Asturias, ofreciendo siete sabores diferentes que se vendía a 1 peseta (algo elevado teniendo en cuenta que éste era el precio de un periódico de la época) de manera que se asociaba la marca a un producto de calidad y además aportaba comodidad a los comerciantes que no tenían que devolver cambio a sus clientes.

que-viene-el-logo-chupa-chups-evolution-01

1963

En 1963 fué cuando el producto pasó a llamarse Chupa Chups, por influencia de la publicidad de ese momento que decía “Obtén algo dulce para chupar, chupar, chupar, como un Chups. Es tan redondo y dura mucho tiempo. Chupa, chupa, chupa un Chups“. Según cuenta Wim Van Brakel, ex director de Marketing de la compañía, los consumidores pedían directamente “Chupa Chups” en las tiendas, lo que hizo que se planteasen cambiar el nombre del producto de “Chups” a “Chupa Chups”.

que-viene-el-logo-chupa-chups-evolution-03

1969

En 1967 se inauguró una nueva fábrica en Sant Esteve Sesrovires (Barcelona). Ese mismo año, se decidió establecer la primera filial fuera de España, en Perpiñán (Francia). En 1969 el artista Salvador Dalí se encargó de diseñar un nuevo logo. Dalí colocó el logo sobre una forma geométrica que recordaba la imagen simplificada de una margarita amarilla. Dalí respetó la tipografía utilizada en el logo anterior y redujo la paleta de colores a rojo y amarillo. Por último, el logo pasó a colocarse en la parte superior del envoltorio en lugar de en el lateral, de forma que no se deforme o se altere la percepción de la marca. En este momento también se sustituyó el palo de madera, por uno de plástico, más higiénico y seguro.

que-viene-el-logo-chupa-chups-evolution-02

AÑOS 70

En en año 1974 expira la licencia de patente industrial y comienzan a aparecer numerosos fabricantes de caramelos con palo, a un precio más bajo y a los que se da genéricamente el nombra de Chupa Chups. Se produce un parón interior en las ventas a la vez que un espectacular ascenso en las exportaciones. En 1977 Chupa Chups entró en el mercado japonés.

que-viene-el-logo-chupa-chups-evolution-04

1988

El logotipo había tenido desde sus orígenes dos fuentes de letra distintas, una para Chupa y otra para Chups, hasta que en la década de los 80 se hizo una redefinición de la marca y se unificó la tipografía de las dos palabras, convervando el estilo inicial influenciado por la norteamericana Coca-Cola: letras gruesas, formadas por líneas muy dinámicas tratando de transmitir diversión, positivismo, juventud… En este sentido es clara la influencia de la ya instaurada sociedad de consumo que asociaba la felicidad y el éxito en la vida al simple acto de comprar, de poseer. En 1988, la empresa alcanza los 20.000 millones de unidades vendidas en todo el mundo.

¿Te está pareciendo interesante este artículo?

Somos expertos creativos en branding, diseño y comunicación.
Llámanos y CONSIGUE GRATIS TU PRIMERA SESIÓN DE ASESORÍA

En 1955 el caramelo español Chupa Chups fue el primero en viajar al espacio exterior en la estación espacial rusa MIR. Chupa Chups había registrado en 2004 una caída de los ingresos de un 11% respecto al año anterior. En el año 2006 la empresa española Chupa Chups fué vendida a la multinacional italiana Perfetti Van Melle por 400 millones de euros. Actualmente los más que conocidos caramelos con palo Chupa Chups son consumidos en 108 países.

A continuación os dejamos un documental sobre la historia de Chupa Chups que hará las delicias de los amantes de este caramelo.

Predicando con el ejemplo.<br>Analizamos nuestra propia marca.

Predicando con el ejemplo.
Analizamos nuestra propia marca.

logotipos

La primera crítica creativa va para nuestra propia marca. Cuando acabes de leer este artículo pensarás que somos unos genios o unos caraduras. Cualquiera de estas dos actitudes nos parecen esenciales para impresionar al público y que nuestras marcas conquisten un espacio propio en la mente de los consumidores.

EL NAMING

Desconfíen de los creativos, el 99,9% de nosotros creamos alrededor de una mesa llena de hojas desorganizadas manchadas de tinta, café y restos de lo que algún día fué comida. Como a Picasso, la inspiración siempre nos pilla trabajando, aunque en este caso, llegó con retraso y estábamos ya en el bar de siempre tomando unas cervezas. Como tantas otras veces, comenzamos un brainstorming de forma espontánea, en parte para buscar un buen nombre para la agencia y en parte simplemente para pasar un buen rato. La suerte suele ser una mezcla de esfuerzo y planificación, pero además siempre hay un componente de azar, de creatividad impredecible, que en este caso llegó para quedarse y de repente alguien dijo: “Que Viene el Logo”.

Cualquiera que escucha este nombre, lo asocia inmediatamente con la fábula de Esopo del pastor que cuidaba las ovejas y se divertía engañando a los vecinos de la aldea gritando “¡que viene el lobo! ¡que viene el lobo!”, hasta el día en que realmente llegó el lobo y nadie le hizo caso por considerarlo un mentiroso. Moraleja: “nadie cree a un mentiroso, incluso cuando dice la verdad”. Hubo intensos debates para decidir quién era quién en esta historia. ¿Éramos nosotros el lobo que llegaba a comerse a las ovejas (los clientes)? ¿Éramos el pastor que vigilaba las ovejas (las marcas) contra la amenaza del lobo (el descuido de los clientes)? ¿Éramos nosotros el pueblo, la solución al problema del vicio del pastor mentiroso, que ponía en riesgo a las ovejas (las marcas)? Pues bien, podríamos haber defendido con éxito cualquiera de estas opciones, pero finalmente decidimos que nosotros en realidad éramos el narrador. Creamos historias, reproducimos escenarios, colocamos a los personajes en su sitio, construimos relaciones entre ellos y gritamos “¡acción!”. Entendemos el branding como la construcción de historias que les van sucediendo a los productos de nuestros clientes a lo largo de su vida y su relación respecto a los consumidores. “Que Viene el Logo” nos identifica como contadores de historias, pero hay mucho más detrás de esta marca.

EL LOGO

Desde el principio teníamos claro que, como creadores de historias, de conceptos que luego traducimos a formas, colores, sonidos, etc. nuestro logotipo debía ser esencialmente tipográfico, basado en palabras. Sabemos que los mejores conceptos, las mejores ideas y proyectos, comienzan siempre con papel y lápiz. El primer paso de nuestra metodología de proyecto es precisamente pensar, hablar y escribir. La palabra, en definitiva el discurso, son los cimientos de una buena estrategia de branding y por eso nosotros nos representamos gráficamente así. Tras experimentar con diferentes tipografías y composiciones, elegimos Jenna Sue, con un estilo caligráfico “casual”, como punto de partida para adaptarla hasta llegar a nuestro actual logotipo.

SIMBOLISMO

En nuestro naming, la asociación de las palabras “logo” y “lobo” es automática. Para reforzar esta asociación de ideas, hemos utilizado la propia tipografía para simular las dos orejas del lobo levantadas en posición vertical, de vigilancia. Así el propio naming sirve como base para crear un grafismo que utilizaremos como estandarte de nuestra marca, como el icono representativo de nuestra identidad.

COLOR

Elegimos un color naranja intenso inspirado en el color Tarengine Tango creado en 2012 por Pantone. Buscábamos un color brillante, intenso, ácido, cálido, con mucha personalidad y que nos permitiese crear una imagen de marca llena de contrastes junto a los atemporales blanco y negro.

Podemos ayudarte a mejorar tu marca

Llámanos y CONSIGUE GRATIS TU PRIMERA SESIÓN DE ASESORÍA